Sillas de oficina cómodas

Muchísima gente pasa la mitad del día sentada, y no es una exageración: durante el trabajo, conduciendo, en el sofá… Con esto en cuenta, cuidar las posturas y los lugares en los que nos sentamos va mucho más allá de comodidad: es una cuestión de salud. Hemos consultado a expertos posturales fisioterapeutas para que nos ayuden a elegir las sillas de oficina que mejor se ajusten a nuestras necesidades desde el punto de vista de la ergonomía.

Charlamos con Carlos Castaño Ortiz, profesor en E.U. Gimbernat y responsable de Fisioperpinyà, el fisioterapeuta especialista en posturología y ergonomía Alex Soria Pineño de FisioMedit, Amaia Jáuregui Idoate del Centro Sueskun y Moisés Giménez, fisioterapeuta de Salud Laboral de la Diputació de València, fisioterapeuta pediátrico del Instituto Valenciano de Audiofonología y profesor asociado de la Facultad de Fisioterapia de la Universidad de Valencia sobre qué debemos mirar a la hora de comprar una silla de oficina y qué modelos nos recomiendan.

Comodidad y ergonomía, dos conceptos distintos

Nada más comenzar, Moisés Gimenez lanza un jarro de agua fría: “Los estudios nos muestran que a pesar de haber puesto muchos empeños en mejorar el mobiliario y las condiciones ergonómicas, los problemas musculoesqueléticos no solo no mejoran, sino que en algunos casos van a peor año tras año. Y todo eso nos indica que quizá hemos estado errando la manera de enfocar la ergonomía.”

“las sillas de oficina comodas” no van a redundar en menos dolores. Una silla cómoda va a hacer que nos sintamos…cómodos, y no cambiemos de postura durante todas esas horas. Y ahí es donde sí se ha visto que hay una importante correlación con las dolencias musculoesqueléticas: una postura mantenida es estar pidiendo a gritos tener dolor.” (Moisés Giménez)

Ante la realidad de pasarnos 8 horas en la oficina sentados, Álex Soria también nos recomienda movernos: “Lo más recomendable es levantarnos y realizar estiramientos (cuello, espalda, brazos y piernas) al menos cada 2 horas para evitar el entumecimiento de las piernas por falta de circulación sanguínea y la sobrecarga de los músculos. Realizar ejercicios de flexibilidad disminuye la tensión muscular, mejora la circulación sanguínea y disminuye el estrés y la ansiedad.”

Amaia incide en lo mismo e incluso da ideas sobre un concepto de sillas de oficina cómodas: “Lo fundamental es que cada dos horas la persona se levante y se mueva. Por muy cómoda que sea una silla, si estás 8 horas al final va a haber dolor sí o sí. Sería ideal que inventaran una silla con unos pedales para mover los pies y mejorar la postura y la circulación”

Carlos Castaño aclara: “Una silla no va a hacer que te duela más o menos la espalda, lo que va a hacer es que estés más cómoda cuando estás mal. Pero eso no se sabe hasta que no se prueban, porque además el dolor de espalda es variable, a veces duele en un lado, otras en otro, otras veces se extiende al glúteo y la pierna. Es difícil saberlo. Por ello es de vital importancia conseguir sillas de oficina cómoda, pues la salud es primero.

También te puede interesar:

Beneficios de las sillas en malla para  oficina

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *